Rediseño de tu página web, claves para mantener e impulsar tu posicionamiento en Google

Es posible que se este planteando renovar el diseño de su página web , bien sea porque han pasado algunos años desde la última vez que rediseñó su sitio web o su estrategia de marketing web ha cambiado. Sea cual sea el motivo, rediseñar un sitio web o migrar a un nuevo CMS requieren planificación y trabajo duro.

Una de las mayores preocupaciones/preguntas que surgen con esto es cómo pasar por todo el proceso de rediseño sin afectar a los actuales rankings de SEO en los que hemos trabajado u que ya tenemos ganados.

Cuando se hace correctamente, siguiendo todos los pasos que el SEO requiere, el proceso debería ser casi indoloro y no tener ningún efecto o incluso puede ser beneficioso para el posicionamiento web de su web.

Puede actualizar drásticamente el diseño de su sitio, pero mantener la misma estructura general. Sin embargo, si se hace mal, puede acabar por completo con toda la autoridad que le ha costado ganar. ¡Asesórese antes de cometer un cambio de este tipo!

Rediseno Web

Pero ¿Qué es el rediseño de un sitio web?

El rediseño del sitio es un conjunto de medidas destinadas a modernizar, actualizar y adaptar el sitio a los estándares modernos. El rediseño del sitio web implica trabajar con el diseño, el contenido y la funcionalidad del sitio, además de cumplir siempre con los nuevos estándares de la World Wide Web Consortium (W3C).

El progreso tecnológico es un proceso en constante cambio, y si quiere seguir el ritmo de la competencia y aumentar constantemente los ingresos, tiene que adaptarse. Por eso es necesario el rediseño, porque no se trata sólo de cambios visuales, sino de cambios de funcionalidad y comodidad, adaptados al usuario moderno. Por regla general, el rediseño de un sitio web debería realizarse al menos una vez cada 5 años. Este es exactamente el periodo en el que el diseño anterior suele quedar desfasado. Si no ha actualizado su sitio web en más de 3 o 4 años, definitivamente necesita encargar un rediseño del sitio web para superar a sus competidores y fortalecer su posición en el mercado.

Aquí te dejamos algunos pasos a seguir antes, durante y después del lanzamiento para evitar un desastre de SEO al rediseñar su sitio.

1. Haga un estudio de su sitio actual

Antes de cambiar nada, es necesario tomar una instantánea del aspecto actual de su sitio y de su clasificación SEO. Este será un punto de referencia necesario después del lanzamiento cuando se evalúe si todo está indexando y clasificando como debería.

Algunas áreas que hay que tener en cuenta al hacer el inventario de su sitio son:

Rankings actuales de SEO: compruebe Google Analytics y sobre todo con Google Search Console para revisar las clasificaciones actuales de cada página y anote también las palabras clave para las que se clasifica su sitio web.

Rastrear su sitio actual: esto le permitirá ver el aspecto de su sitio actual y tomar la estructura, las URL actuales, la meta descripción y las etiquetas de título para poder comparar su nuevo sitio con el antiguo.

Contenido bloqueado: comprueba si hay contenido bloqueado con Robots.txt y/o Google Search Console. Es una buena idea comprobar esta lista para asegurarse de que esas páginas bloqueadas siguen siéndolo después del rediseño.

Una vez que haya inventariado su sitio, es el momento de echar un vistazo a los objetivos de su nuevo sitio web y averiguar cuál es el mejor movimiento para su sitio para no perjudicar su clasificación actual.

2. Mantener el contenido lo más cerca posible

Todos conocemos el dicho: «Si no está roto, no lo arregles», pero eso no significa que no puedas cambiar una página.

Sólo tienes que asegurarte de que tus equipos de desarrollo saben cuándo y qué etiquetas deben permanecer igual. Sí, durante un rediseño, es posible que tenga que hacer algunos cambios en el texto/contenido, pero asegúrese de que los cambios sean pequeños y deliberados.

Para mantener su clasificación actual, debe tratar de mantener la misma etiqueta de título, meta descripción, URL y H1 – H6.

Estas áreas son las más rastreadas y son las más importantes para las páginas que ya se clasifican en Google.

3. Mantener parte de la arquitectura general del sitio

Sí, algunas de las formas de organizar la navegación y los archivos pueden cambiar en función de la nueva estrategia y los objetivos de su sitio web, pero, si es posible, intente mantener la misma estructura en la medida de lo posible.

Los motores de búsqueda ya conocen la arquitectura actual de su sitio, por lo que al mantenerla, tiene más posibilidades de no perjudicar su clasificación.

Tenga en cuenta también a sus visitantes actuales, no querrá cambiar su estructura y confundir a su público actual cuando revise su sitio web.

4. Bloquee su nuevo sitio de los motores de búsqueda durante el rediseño

Una vez que tenga un plan de acción de cómo será la arquitectura de su nuevo sitio, es el momento de diseñar y construir su nuevo sitio.

Asegúrese de que su equipo de desarrollo configura su nuevo sitio en un entorno intermedio o en una plataforma destinada a las pruebas que se asemeje al entorno real sin lanzar las páginas.

Es importante tener un entorno de difusión para no molestar con el sitio en vivo y configurar prematuramente las páginas en vivo y que los motores de búsqueda indexen el contenido duplicado.

Si estás en WordPress, también puedes crear un entorno de organización. Todo depende de dónde esté alojado su sitio web.

Construir su nuevo sitio en un entorno de ensayo de contenido es una buena práctica, ya que le permite tener un sitio completamente funcional que usted y su equipo pueden probar para detectar problemas antes del lanzamiento.

Una cosa muy IMPORTANTE que hay que hacer una vez que su entorno de puesta en escena está configurado y poner un «No Index, No Tracking«. no seria bueno que Google encuentre tu entorno de difusión y lo marque como contenido duplicado. Esto creará un mayor desorden para limpiar una vez que lances tu nuevo sitio en vivo.

5. Identificación y eliminación de errores técnicos

Durante los trabajos de rediseño, la aplicación de innovaciones y otros cambios, es posible que se produzcan algunos fallos técnicos. Hay que eliminarlos a tiempo.

El rediseño es un proceso difícil, pero si quiere sacar el máximo partido a su sitio web, debe enfocarlo desde el punto de vista del SEO. Este enfoque permite principalmente evitar muchos errores y posibles problemas desde el principio.

Para terminar, me gustaría recordarles que este tipo de servicios requiere habilidades profesionales, experiencia y destreza. Si quiere un trabajo de calidad y un resultado satisfactorio, póngase en contacto con los especialistas. Proseo realiza el rediseño de sitios web de cualquier complejidad. Nuestro equipo convertirá su sitio web en un modelo para sus competidores y le aportarán los beneficios deseados.

Adicionalmente, y una vez rediseñada tu web te recomendamos que valores la posibilidad de contratar nuestros servicios, como podrían ser SEO en Málaga o Seo en Algeciras.